Tipos de faltas en el examen práctico de coche
lead-754291_1280

Tipos de faltas en el examen práctico de coche

¿Qué vas a aprender hoy?

Somos conscientes de que una de las máximas preocupaciones al recurrir a una autoescuela es aprobar el práctico de conducir. De hecho, la mayoría nos soléis pedir consejos para superar el examen a la primera. Algo con lo que os intentamos ayudar en este post: ‘Consejos para aprobar el examen práctico de conducir’.

Pero no solo es una cuestión de saber conducir, también debemos saber responder las cuestiones que nos haga el examinador. En nuestra publicación ‘10 preguntas del examen práctico que debes saber responder’ hablamos sobre algunas de las que podrían hacerte. Sin embargo, hoy vamos a centrar la mirada en un único objetivo: aprobar práctico de coche. Y para ello debemos conocer cómo son las diferentes faltas del examen y cuántas podemos cometer.

Conocer qué faltas podemos cometer y cuáles no resulta clave para aprobar el examen práctico de coche

Tipos de faltas en el examen práctico

A la hora de realizar el examen práctico de conducir hay muchos factores que entran en juego. El primero de ellos, si quieres conseguir el carnet de coche en Granada, consiste en contar con una buena preparación. Esto nos permitirá dejar a un lado los nervios y hacer todo lo que hemos aprendido durante nuestras clases. Otra también relevante está en conocer las faltas y la gravedad de las mismas.

En este sentido, durante el examen práctico de automóvil se pueden cometer faltas de tres tipos:

  • Faltas leves: estas hacen referencia a errores que no suponen ningún obstáculo ni peligro.
  • Las deficientes: son más relevantes que las anteriores y suelen suponer un obstáculo.
  • Faltas eliminatorias: son las más graves y suponen un peligro.

También es importante conocer con el número de faltas que se suspende un examen:

  • Con una falta eliminatoria.
  • Dos deficientes.
  • Una deficiente y cinco leves.
  • Diez faltas leves.

Cuáles son las faltas eliminatorias en el examen práctico

Las faltas de tipo eliminatorio en el examen práctico, como hemos comentado anteriormente, son las más graves. Suponen una situación de peligro. En este tipo de errores los más comunes son los siguientes:

  • Incorporarse obligando a los demás conductores a realizar maniobras o frenar bruscamente.
  • No guardar la distancia de seguridad con peatones o ciclistas, existiendo peligro.
  • No adaptarse a las circunstancias del tráfico o vía, existiendo peligro.
  • Rebasar la velocidad máxima en más de 30 kilómetros por hora.
  • Efectuar un desplazamiento lateral con peligro para los demás conductores o usuarios.
  • No adelantar pudiendo hacerlo, reduciendo el ritmo, habiéndoselo indicado el examinador.
  • Invadir la zona de sentido contrario sin suficiente visibilidad.
  • Adelantar en las intersecciones careciendo de visibilidad suficiente.
  • Adelantar circulando otro vehículo en sentido contrario existiendo peligro de colisión.
  • No disminuir la velocidad cuando sea necesario por existir peligro.
  • Circular por sentido contrario dejando a la derecha refugios, isletas, el centro de la glorieta o dispositivos de guía.
  • Franquear la intersección a velocidad excesiva para las circunstancias.
  • Realizar tres o más cambios de sentido en función del espacio disponible.
  • Parar o estacionar dejando una separación con el bordillo excesiva.
  • Realizar una parada creando una situación de peligro.
  • No respetar u obedecer señales, órdenes o indicaciones.
  • Utilizar el alumbrado de carretera produciendo el deslumbramiento.
  • Conducir de forma negligente o temeraria.
  • Accidente, golpear vehículo o elementos.
  • Provocar una maniobra evasiva de otros usuarios.

Las faltas eliminatorias son las más graves y pueden provocar situaciones de peligro

Cuáles son las faltas deficientes en el examen práctico

Las faltas de tipo deficiente son menos graves que las eliminatorias. Esto permite que podamos realizar una de ellas sin suspender. Las más comunes que suelen impedir aprobar práctico coche son las siguientes.

  • Realizar una incorporación obstaculizando el tráfico o a peatones.
  • Recorrer marcha atrás más de la distancia permitida.
  • Incorporarse a velocidad inadecuada.
  • No utilizar el carril que proceda.
  • No guardar la distancia de separación o seguridad frontal suficiente.
  • Circular a velocidad anormalmente reducida.
  • Detenerse innecesariamente.
  • Rebasar la velocidad máxima en más de 20 kilómetros por hora.
  • Iniciar el adelantamiento notablemente próximo al vehículo que se pretende adelantar.
  • Aumentar la velocidad al ser adelantado.
  • No hacer uso de la preferencia ante una señal de prioridad.
  • No respetar una señal de velocidad mínima.
  • Atravesar o circular sobre una línea longitudinal.

Cuáles son las faltas leves en el examen práctico

Las faltas leves son bastante recurrentes en esta prueba. No tienes que preocuparte si cometes alguna de ellas, es bastante probable hacerlo y aprobar el práctico de conducir aún así. Las más comunes en este caso son las siguientes:

  • No comprobar correctamente el estado general del vehículo o sus sistemas.
  • Postura incorrecta o sujetar mal el volante.
  • Mala regulación de los espejos retrovisores.
  • No ponerse en cinturón de seguridad.
  • No mirar correctamente los espejos retrovisores cuando vas a realizar una incorporación.
  • Iniciar la incorporación con uno de los sistemas de seguridad bloqueado, como el freno de mano.
  • Reducir de manera brusca la velocidad sin comprobación previa.
  • Rebasar la velocidad máxima en más de 10 kilómetros por hora.
  • No señalizar o hacer incorrectamente un desplazamiento.
  • Realizar maniobras bruscas, siempre y cuando no suponga un peligro y no se obstaculice al resto de conductores.
  • No facilitar la maniobra al ser adelantado.
  • Adelantar por la derecha.
  • Detención inadecuada.
  • Señalizar incorrectamente.
  • En estacionamiento, no dejar el vehículo correctamente inmovilizado.
  • Abrir la puerta del vehículo y bajarse del coche sin observar la circulación.
  • Detención innecesaria con vía libre por semáforo.
  • No respetar la preferencia señalizada.
  • Circular sobre líneas longitudinales discontinuas.
  • Detenerse sobre un paso de peatones.
  • No poner las luces cuando se requiere o no utilizar las luces correspondientes.
  • Utilizar una marcha incorrecta.
  • No quitar totalmente el freno de mano.

Conclusiones

La primera conclusión que debes tener clara sobre el examen práctico de coche, es presentarte a él únicamente cuando estés preparado. De este modo evitarás suspensos innecesarios y conseguirás sacarte el carnet a la primera. Debes tener en cuenta el número de fallos que puedes cometer durante el examen. Y, sobre todo, procurar no cometer ningún error de tipo eliminatorio. Además, estos consejos de conducción segura también pueden ayudarte para conseguir el aprobado.

Es muy importante no cometer ninguna falta de tipo eliminatorio bajo ningún concepto

Con una buena preparación no tendrás que preocuparte de absolutamente nada. De hecho, será tu profesor o profesora quien te anime a examinarte cuando considere que estás listo. Así que busca una autoescuela con experiencia y no pares de practicar. Autoescuela Nevada: tu autoescuela en Granada.

Comparte este Post
Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email

Post Relacionados

Llamar Ahora
Dirección