¿Cómo aparcar en el examen práctico de coche?
parking-825371_1280

¿Cómo aparcar en el examen práctico de coche?

¿Qué vas a aprender hoy?

Para muchas personas los exámenes de tipo teórico son una auténtica pesadilla. Mientras que para otras son las prácticas las que más dificultades les presentan. Sin embargo, si hablamos del carnet de coche, suele haber algo en común: el temor a aparcar. Una técnica que con tiempo y dedicación puede ser muy sencilla pero que suele resistirse a los novatos. De hecho, es una de las mayores preocupaciones de nuestros alumnos de cara al examen práctico en Granada.

Una prueba, la de tipo práctico del carnet de conducir, que suele considerarse más difícil que la teórica. Sin embargo, con la correcta preparación y tranquilidad, es muy probable conseguir aprobar a la primera. Aunque es posible que te asuste que el examinador quiera complicarlo todo con un aparcamiento difícil. Y si eso te sucede durante tu examen práctico de coche, no te preocupes. En esta publicación te vamos a ofrecer algunos consejos para que todo sea más fácil.

El aparcamiento es una de las partes más complicadas del examen práctico de coche

5 tips que te ayudarán a evitar faltas

  1. Busca un aparcamiento sencillo: cuando llegue el momento de aparcar, no tienes por qué hacerlo en el primer hueco que veas. No tengas prisa y busca uno en el que te pueda resultar más fácil si la situación lo permite.
  2. Practica, practica y practica: no existen trucos mágicos aunque alguien te haya podido decir que si. Lo mejor para aparcar bien es practicar y repetir las maniobras cientos de veces. Así que no tengas miedo y ponte a practicar.
  3. Observar: antes de comenzar a maniobrar, echa un buen vistazo a tu alrededor para tener todo controlado. Con los nervios del examen es posible que hayan obstáculos que se nos escapen a la primera así que no tengas prisa.
  4. Mira dos veces: además de vigilar posibles obstáculos o personas que puedan cruzarse, hay más. No pierdas de vista las señales, ya que puede ser que estés intentando aparcar en una zona en la que no se puede.
  5. Confía en tus posibilidades: si has llegado hasta aquí significa que cuentas con la preparación necesaria. Así que en vez de caer en lo negativo, céntrate en tus posibilidades e intenta mantenerte positivo.

Además de estos consejos, también debes tener en cuenta todo lo aprendido durante tus clases de conducir. Por norma general, existen ciertas técnicas para cada tipo de aparcamiento que te podrán facilitar todo. Así que procura que los nervios no se apoderen de ti y simplemente hazlo como sabes. Los profesores de autoescuela te animarán a examinarte si consideran que ya tienes la suficiente preparación. Así que, si es tu caso, limítate a hacer lo que sabes y no pienses en nada más.

Es importante evitar que los nervios nos jueguen una mala pasada

Conclusión: práctica y evitar los nervios

Al final, a parte de todos los consejos que te puedan ofrecer, todo reside en dos aspectos: la práctica y los nervios. Y lo mejor de todo es que realizar mucho el primero de ellos hará más difícil la aparición del segundo. No tengas prisa por superar el carnet de conducir cuanto antes y únicamente haz el examen práctico cuando te veas preparado. La autoconfianza es la mayor arma para afrontar con más posibilidades de éxito cualquier prueba.

Y si consideras que necesitas más trucos, no dudes en hacer unas cuantas clases más centradas solo en aparcar. Además, también puedes echar un vistazo a estos trucos de AutoFácil que resultan infalibles para aparcar a la primera. De este modo no volverás a preocuparte por si un mal aparcamiento te hará suspender o no.

Comparte este Post
Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email

Post Relacionados

Llamar Ahora
Dirección