Llenar el depósito de nuestro coche suele ser bastante costoso a nivel económico. El combustible tradicional, gasolina y diésel, es cada vez más caro y esto hace que el precio de cada kilómetro que recorremos sea mayor. Sin embargo, siguiendo unos sencillos consejos puedes conseguir posponer unos días más tu visita a la gasolinera y recorrer más distancia con el mismo combustible.

Además de ofrecerte las principales claves para conseguir una conducción eficiente, en Autoescuelas Nevada también formamos para CAP en Granada. De manera que si eres conductor profesional o estás pensando en serlo, no te puedes perder este artículo para que tus trayectos sean los más rentables posibles. Y es que, con el precio del combustible cada vez más caro, tenemos algunos consejos con los que ahorraras bastantes euros a lo largo del año.

CLAVES PARA UNA CONDUCCIÓN EFICIENTE

El uso de la primera

La primera marcha de nuestro coche debe ser utilizada únicamente para salir. Esto quiere decir que solo la pondremos para iniciar la marcha y no pisaremos demasiado el acelerador para ello. A los pocos metros recorridos deberemos cambiar a la segunda marcha.

Cambio de marcha

Nuestra conducción debe cambiar si queremos ser eficientes. Procura no pisar a fondo el acelerador y acostúmbrate a cambiar de marcha antes de lo que solías hacerlo, alrededor de las 2.000 ó 2.500 revoluciones en los coches gasolina y un poco antes en los diésel.

Circular con marchas altas

Siempre que sea posible debemos intentar conducir utilizando marchas altas, lo que nos permitirá movernos a bajas revoluciones y que el consumo caiga en picado. Eso sí, siempre debemos mantener el control total del vehículo y circular en una marcha lógica.

Velocidad

Además de no superar los límites de velocidad, es fundamental que para aumentar la eficiencia intentemos conducir a una misma velocidad constante. Evitar acelerar y frenar si no es necesario y mantener una misma velocidad nos permitirá reducir el consumo de forma considerable. Además, ten en cuenta que a mayor velocidad conduzcas, mayor consumo hará tu vehículo.

Pendientes

Cuando tengas que realizar subidas o bajadas, debes tener en cuenta dos aspectos. En el caso de las subidas, intenta acelerar poco a poco y no reducir de marcha. Mientras que para las bajadas es mejor utilizar marchas largas y que la propia inercia sea la que impulse al vehículo.

Freno de motor

Cuando tengamos que reducir nuestra velocidad, debemos apoyarnos en el freno del propio motor. Para ello bastará con levantar el pie del acelerador y dejar que el motor poco a poco frene al coche. El consumo será mínimo y, si es posible, deberemos intentar detenernos sin tener que reducir de marcha.

Además de tener en cuenta los consejos que acabamos de darte para que tu conducción sea lo más eficiente posible, también puedes seguir estas recomendaciones de la DGT. En ella, además de ofrecernos más claves, nos muestran las principales ventajas que obtendremos con este tipo de conducción. Y es que, además de ahorrar en combustible, nos permitirá ser menos contaminantes y circular de una forma más segura.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Llamar Ahora
Dirección